Etiquetas

11052417_10152792787053865_1525199121447105016_n

“Me encantaba, me encantaba esa sensación, era mi mejor sensación, pero nunca me traía nada bueno, y al día siguiente, o los días siguientes, estaba tan estrechamente relacionado con lo desmesurado como con la estupidez, algo que odiaba con toda mi alma. Pero cuando me encontraba en ese punto, el futuro no existía, ni tampoco el pasado, sólo el presente, y por esa razón me gustaba tanto estar allí, porque mi mundo, en toda su intolerable banalidad, brillaba.”

de La muerte del padre, Karl Ove Knausgard.