En estos tiempos 2.0 ¿Quién no consulta en internet opiniones sobre productos de consumo? Yo sí lo hago e incluso tomo decisiones según algunas opiniones encontradas. Es por eso que he decidido empezar a escribir en el blog sobre algunos productos que consumo. En lo que a cuidados corporales se refiere soy una autentica addict, así que ya que pruebo y repruebo he decidido ¡compartirlo!

Y vamos a empezar por la cosmética y por una cosmética distinta, que sorprende por lo novedoso y por lo efectivo: la cosmética natural basada en Flores de Bach de Marga Martín Jul.

Bien ¿y qué son las Flores de Bach? Son esencias naturales utilizadas para tratar diversas situaciones emocionales. La teoría se  basa en que las enfermedades físicas tiene un origen emocional, y si los conflictos emocionales subsisten por mucho tiempo, la enfermedad del cuerpo empieza a aparecer. Restaurando el equilibrio emocional se resuelve la enfermedad física. De este modo se desarrolló la Terapia de las emociones, basada en las 38 flores estudiadas por el Doctor Bach entre 1924 y 1934. Se trata de una terapia ya muy extendida por Europa y que da un interesante salto a la cosmética de la mano de Marga Martín.

Los productos que yo he probado son varios de las distintas líneas que trabaja: crema hidratante para pieles acnéicas, que además de purificar te deja una sensación de frescor muy agradable durante el día, crema antiarrugas para la noche, momento en que la piel está más receptiva. Contorno de ojos y contorno de labios, muy ligeros y afectivos ambos y la crema corporal que lo tiene todo: hidratante, antiestrías, anticelulítica y astringente que engancha por el efecto y la sensación y a la que sólo tengo una pega que darle ¡¡es tan gustosa que parece que me la coma y no me dura ná!
Y probablemente uno de mis favoritos es la marcarilla de arcilla roja, muy natural, que purifica, hidrata y sobretodo energiza la piel. Queda nueva y dura una eternidad, aunque estoy valorando hacerle un hueco a la de arcilla blanca, que habiendo muchas en el mercado es probable que pocas ofrezcan la pureza de esta.
Cabe destacar además, que tras haber trabajado diversos arquetipos de piel para encontrar las mejores fórmulas pueden realizarse cremas por encargo para problemas concretos. Por ejemplo la línea para pieles atópicas, para vellito enquistado o incluso para los diferentes momentos que pueda atravesar nuestra piel. Todo tiene un momento y la piel es el reflejo del alma. Ahora mismo, por ejemplo, yo estoy con una de las cremas hidratantes de cara hecha a medida, a medio camino entre la antiacnéica y la antiarrugas, ya os iré contando.

Marga Martín ejerce como terapeuta floral en Barcelona, pero también prepara y envía cosmética floral a cualquier ciudad española. Os dejo aquí su página en Facebook.