Etiquetas

ser frío y distante con las personas que yo decida.

La ternura, la calidez y la proximidad me las reservo para quien yo quiera. No he nacido para ser obligatoriamente un relaciones públicas. Y me doy permiso para guardar las distancias y la frialdad sin sentirme presionado ni culpable.

Ni soy santo ni me prepongo la ardua tarea de tener que llegar a serlo.

 



Este fragmento pertenece al libro “Me doy permiso para…” de Joaquín Argente y es uno de los regalos que me hicieron por mi cumpleaños. Todavía he de investigarlo bien, puesto que he leído que el autor es diafroterapeuta. Eso quiere decir que su trabajo consiste en ayudar a las personas a recuperar la elasticidad del diafragma, el gran músculo de la respiración y la circulación energética que actúa también como puente entre el consciente y el subconsciente.

No lo he empezado todavía, abrí el libro al azar.
Buen jueves del amor (escogido)

_____________________________________________________________________________

Para cosas menos reflexivas y más urgentes que importantes os invito a leer el post que he publicado hoy en mi otro blog sobre como organizarse la vida en el móvil: Astrid, organizador de tareas en Abella Comunicación