Dicen que en épocas de crisis sube la venta de pintalabios rojos y de pintauñas, normal, las personas no estamos hechas para soportar las crisis demasiado tiempo, unos más que otros, pero en el fondo, buscamos darnos caprichos que nos hagan sentir algo mejor y a mirar con desgana a esos hombres grises que inundaban el mundo de Momo en la novela de Michael Ende, o a esos hombres de negro, que lejos de parecerse a Will Smith (si fuera así ¡Bienvenido Mr.Marshall!), vienen enviados por el FMI, el BCE o cualquier otro y dan cuerda a esa llave que los dirigentes tienen en la espalda, y buena parte de la sociedad también, para que repitan ante el micro: ¡señores, apriétense el cinturón! 

Pero no hemos venido hoy aquí ha hablar de la crisis sino de caprichos asequibles. ¿Quién no se ha topado estos días con el clásico Satchel Bag reinventado en colores flúor, rosas, rojos, naranjas…? ¡arriba el color!

Los vimos ya reinventados en los 90′, piel marrón, gruesa, ideal para ir al instituto y completar aquellos looks que bailaban entre lo  hippie y lo grunge. Cabía de todo, y olían a piel recia. ¿Los recuerdas? Pues han vuelto y en todos los colores que puedas imaginar. Cambridge Satchel Company es la marca inglesa original y la artífice de la mutación, pueden obtenerse en su web a unos precios, a mi parecer, muy elevados. En España los comercializa Satchel Bag, en el mismo orden de precios disparatados.

¿Qué hacer si quieres uno bueno, bonito y “barato”? Sí, existen opciones. Misako, ha creado  su versión, en colores vibrantes pero no flúor. No están nada mal, y a un precio mucho más asequible. Para mi, aunque bonitos, no acaban de ser lo mismo…


Estuve dudando entre el Satchel de Jo&Mr.Joe y el que ha sido finalmente mi elegido.
El  primero puede encontrarse en El Corte Inglés, marca madre de Jon&Mr.Joe, por unos 80€ y una calidad bastante razonable. 


Tras toda una investigación, digna de un post recopilatorio, finalmente ¡encontré mi satchel! y fue a través del blog de Studio Cuatro, un estudio de diseño y creaciones heartmade, donde además te tratan estupendamente durante todo el proceso de compra y  tramitación de pedido.


Ahora que ya lleva un par de meses conmigo puedo decir que es un gustazo de bolso, algo llamativo ¿pero este verano no invita ya a rebelarse un pelín? ¿o un muchínLo dejo como recomendación. Además siempre es bueno aplicar la máxima también a nivel de consumo: piensa global, consume local.