Sant Jordi pasó discretamente por Madrid. Es extraño para una barcelonesa no encontrar las calles llenas de rosas y libros en un día tan especial. Aún así, me hice con un par de rosas blancas, algo más acorde con el lugar y con los últimos acontecimientos, que le vamos a hacer.


En todo caso, yo tenía previsto hablaros de libros, pero no de “cualquier” libros, si no de libros infantiles, ya que acaba de nacer Un caimán azul, un proyecto de cuentos infantiles personalizados con los que además he tenido la suerte de colaborar en su adaptación al catalán.

Eva y Chema son los impulsores de este proyecto, que da un giro a la experiencia de las primeras lecturas de niños y niñas, ofreciendo cuentos totalmente personalizados. A través de las fotos de los niños, estos son integrados en la historia, dibujados e inmersos en ella, en unas historias que os puedo asegurar van a hacer las delicias de los peques y de los mayores.


En su página web podéis ver como realizan todo el proceso, el niño es dibujado a mano dentro del cuento, y también realizan pósteres y muñecos personalizados. 

He disfrutado mucho con la traducción de los cuentos, que además de en castellano, pueden obtenerse en catalán, francés, inglés e italiano. El proceso puede hacerse totalmente online (en el caso de no estar en Madrid), escoges un cuento en el catálogo, añades las fotos de cara e incluso alguna que refleje la ropa preferida del niño y ellos se encargan del resto. Además los gastos de envío están incluidos en el precio, con lo que no hay que preocuparse de más.

Aquí os dejo algunas de las ilustraciones. Me parece una manera muy especial de iniciar a los más pequeños en la lectura.


¿No os habría encantado tener uno de estos? ¡A mi sí!