Eduardo Punset inauguró ayer con una charla titulada ¿Somos únicos? la primera de las cuatro sesiones que se van a celebrar en el Auditorio del Museo de la Ciudad (Madrid) y que pueden seguirse en directo en la web  de la Fundación Banco Santander.

Punset dijo no querer responder a la pregunta, sino crear más. Hablaba de las opiniones de expertos amigos suyos (este hombre es una mina de amigos sabios, quiero su agenda) que le afirmaban que éramos iguales humanos y el resto de animales. No somos nada excepcional. Al fin y al cabo, nuestro cerebro y el de un crustáceo son ¡iguales!. Eso podría explicar porque a veces tengo la sensación de que vamos para atrás. Sin embargo, el apuntaba más a que sí tenemos hechos diferenciales. Estudios han demostrado como se modifica nuestro cerebro con el estudio (el caso de los taxistas de Londres), como poseemos una capacidad de mentir que no poseen los monos, o como necesitamos una motivación, relacionarnos y encontrar cosas que nos den sentido, nos hagan disfrutar porque sí y resaltó que existen ejemplos de que al desistir, al parar, en actividades que  nos “dan vidilla” simplemente perecemos, incluso físicamente. 

En otro orden de cosas, mientras seguía buscando pruebas que nos diferencian, se atrevió sin profundizar, con la intuición como fuente de sabiduría tan válida como la razón pura. No sé si acabé de entender por dónde iba, ya que, a mi entender, se refirió a ella como un posible aprendizaje heredado, de siglos de experiencia que nos da un conocimiento tipo “flash”, que desde luego no parece estar en nuestro consciente. He de investigar algo más esa teoría.

El ciclo parece interesante, así que decidí acercarme al menos a la primera, que estaba a los topes. El ciclo que se inició ayer tratará temas que me parecen interesantes, pese a que no tengo mucho idea, y sobre esos temas me podrían contar que las vacas vuelan, y igual le daba un pase: la evolución de la inteligencia artificial (con Ramón Sangüesa),  las similitudes sociales entre simios y seres humanos (Frans de Waal),  lo que nos pueden enseñar los microbios sobre el futuro (Ken Nealson) o si existe más de un universo (Max Tegmark).

¿Qué pensáis? ¿Somos únicos?