El metro. Ese lugar tan frecuentado y al que no le acabo de pillar el punto.
Y si voy con libro para evadirme, me paso de parada …