Perdido en mi habitación, busco en el cajón alguna pastilla... el triunfador social II


El 50% de la población dice que necesita relajarse, si sumamos el porcentaje de los que pensamos que deben hacerlo aunque nunca lo admitirían, el resultado es …. oh sopresa! ¿tod@s?
Las encuestas de los usos del tiempo también dan datos curiosos, ya que no hay modern@ -hombr@ contemporáneo- que se preste a tener un espacio en blanco. No habrá en mucho tiempo nada más reparador que un buen paseo, una improvisación, un sofá. O simplemente, más que vivir despacio vivir consciente.
Me espanta cuando alguien me dice “que suerte tienes que estás muy ocupad@” y hay casos exagerados: recientemente recibimos una visita en la quesera de alguien que afirmó pretender sacarse 5 títulos en este curso. Uno de ellos de profe de Yoga. La tensión que transmitía …

A veces, echo de menos las sillas en las puertas, que aún he alcanzado a ver en las calles de algunas ciudades. Ya ves que cosas.
Busco un sitio dónde el tiempo pase más despacio o la gente valore el estar.

El auge del new age creo que no responde más que a una sencilla llamada de la necesidad, que parece que no podamos formular con naturalidad de pasar mas ratos con nosotros mismos, o de estar simplemente estar con los demás. ¿Necesitamos teñirlo de mil cosas? ¿Necesitamos tener una buena excusa? Abrimos gimnasios, porque necesitamos mover el cuerpo para equilibrar, antes no estaba, la vida, hacía moverse a la gente en trabajos activos, eso se ha perdido y hemos comercializado la actividad física. Y todo esto no tiene porque ser malo, seguimos vivos y algo nos dice que por aquí no es. Buscamos equilibrio.

¿Qué haces tu para relajarte?
¿Eres la excepción y no necesitas hacerlo?