que no hay mal que no cure, pero tampoco bien que dure 100 años, eso casi lo salva…

Así hemos llegado a un domingo, de una semana semanita. Alcancé a leer el libro de Luís Rojas Marcos, pero nada tenía que ver con mi post y fue liberado, en plan bookcrosing, porqué quizás a alguien sí le diga mucho. Con esa esperanza fue abandonado en uno de los múltiples trayectos que he hecho esta semana entre el Besos, el Fórum, el Guinardó, la Sagrera, la Plaza Catalunya. Un corre que te corre que en ocasiones, como los efectos secundarios de los medicamentos puede provocar no prestar suficiente atención al presente.

Aceptar nuestro poco control sobre la mayoría de las cosas, no es muy sencillo. No disponemos de todo el tiempo del mundo y mas nos vale ser un buen surfero y disfrutarlo que no pas pedir que cada día amanezca el mar en calma. Mas vale saber dónde estamos hoy que dónde estaremos mañana.

Aún con eso, nos pasaríamos el domingo escuchando la canción que da título a este post y todas sus variantes del mismo autor! Pero, aún podemos hacer más y decir más, y con más humor y menos humo. Por eso el vídeo es bien distinto y bien freeke, porqué no. Que la filosfía de Aute y de Karina (jajaja) las junto yo en el mismo post si me viene en gana, y que decir tiene que en cierta manera con uno decimos las cosas nostalgiamente y muy correctamente y con la otra, sacamos la … la…. la…cantanta que llevamos dentro.

Disfruta del domingo.