La buena crisis



(…)La alquimia ha sido sustituida por la especulación financiera: se trata de crear oro artificial que a partir de la nada pueda multiplicarse sin límites(…).

(…)Durante siglos se ha hablado con toda naturalidad de la “buena crisis” que conduce a la curación del enfermo(…).

(…)La crisis como rito de paso nos desafía a alcanzar una madurez sostenible y serena que redescubra el regalo de la existencia en el aquí y ahora(…).

(…) Nuestra sociedad tiene mucho de rebelión e hiperactividad adolescentes: rebelión contra la biosfera que nos sustenta y contra un cosmos en el que nos sentimos como extraños, hiperactividad en el consumismo y en la aceleración que nos lleva a posponer la plenitud a un futuro que nunca llega(…).

Me ha parecido ¡¡ muyyyy interesante !!

Son fragmentos de un artículo genial que acabo de leer. Lo ha escrito Jordi Pigem y puedes leerlo en su totalidad en “Hacía una buena crisis” publicado en un blog de no menor interés, llamado Crisis económica 2010. La crisis una oportunidad para el cambio.