La Crise nos hace bailar

Ay…. la canción protesta!! Hace tiempo que dejó de estar relacionada con la canción “de autor” (concepto bastante inexacto… ¿no tienen autor/res el resto?) que pareciera ser mas un estilo hecho a la medida de unos pocos. Esa fue su peor perversión, ese toque de esnobismo profundo que ha perseguido a algunos de ellos. Me es difícil de olvidar una conversación sobre cantautores de izquierdas, en la mesa, que me doblaba la edad una mujer entró en semicólera: ¿¿cómo puedes no saber quien es XXXX y considerarte una mujer de izquierdas?? Y el XXX no es una omisión expresa del cantante o cantanta en cuestión, sino que a día de hoy sigo sin saber quien es. Obviamente sólo debía estar buscando un punto de diferencia entre ella/ellos y nosotros/yo. Por aquello de que la izquierda antes muerta que unida. Que cruz. Ojo, que aquí la canción melódica protesta de autor y de todos los santos nos encanta y sabemos que os damos la vara hasta hartarnos porque todo en esta vida nos parece relacionable con una canción Ismael Serrano.

¡Pero no! No hay que llevar a error y mezclar conceptos. Nos aburren los temas monocromos. El arte siempre se ha hecho eco de la época en que se crea, de hecho esa afirmación es discutible, no se hace eco, es un elemento más. En fin. No venimos aquí a liarnos (o sí) en todo caso, venimos hoy a bailar un rato. Y es que no puedo dejar de escucharla. En la quesera, nos ha llegado esta canción francesa sobre la crisis. Desborda en normalidad, cotidianidad, en mensaje y en gracia. Habla de la crisis lejos de clichés que ya no nos pegan, ni necesitamos. Mil gracias a la ratona bretona que comparte quesera con moi y me la mostró. Vamos tarareando por los pasillos de casa y el gato no sabe muy bien si es que estamos ensayando para Eurovisión y debe empezar a ensayar los coros.

Nos encanta. La letra en breve… cuando tenga un poco de tiempo.

Es sobre la crisis. Es muy movida. Es francesa. ¿Es genial o no es genial?