Pobre de aquel que nos recuerde que “la historia se termina”…

Baja el precio del dinero en EEUU y Bush parece auto flagelarse y pide disculpas como si estuviera faltando a toda ética: “oh Dios mío. Lo he hecho. He intervenido en el mercado. Dios sabe que no quería hacerlo”. No han sido estás las palabras, pero si muy parecidas (lo estoy reflexionando de memoria). Casi me ha dado pena. Debe pensar que es pecado el pobre, eso de gobernar y poner algo de orden en los flujos económicos. Que curiosa idea que tiene este hombre de la culpabilidad y de cuando ha de pedir disculpas públicas. Yo su caso sigo sin explicármelo. No creo que haga falta decir mucho más. Que todos los liberales de pro estén tan intervencionistas da más miedito que otra cosa, pero bueno… ya lo decía Shakira – si no pongo el toque freeke al post reviento – y es que está especie de apaño virguería que hemos montado – o permitido – de crear ese becerro de oro, llamado dinero, y vivir bajo los libres designios de ese invento nuestro nos ha hecho perder un poco el coco y la perspectiva. Se han dado por normales cosas que no lo eran, cómo ese continúo bombardeo mediático y presión social por vivir constantemente por encima de nuestras posibilidades. Occidente vive esta crisis cómo quien se engorda cinco quilos y se le parte el alma. Increíble no haberse dado cuenta antes de que estábamos alimentando un sistema capitalista que lejos de traer la opulencia era inmensamente poco eficiente en su funcionamiento … e iba mostrando muestras de tener algo más que grietas ( no voy a extenderme mucho ahí, muchos años de datos que han demostrado que la diferencia entre ricos y pobres iba en aumento desproporcionado). Ahora que lo tenemos en casa… veremos en que se traduce. Y es que cuando la pobreza entra por la puerta…el amor sale por la ventana. Dicen. Al menos veremos qué valores eran reales y cuáles no. Crisis es oportunidad en japonés (me dice siempre Delos) ¿Sabremos verlo? ¿O también va a saltar por la ventana la filosofía al uso? ¿Estarán los que mandan a la altura de la circunstancia? … ¿Lo estaremos nosotros? Prende la luz….: