Ahí estamos, rozamos los tres millones de desempleados, la cifra más alta de paro desde Febrero de 1996 – Witney Houston todavía cantaba – y está subiendo de manera rápida, rapidísima, un 6% en un mes. Más allá del efecto miedo que esto da, y el efecto ERE – con tanta confusión hay quien intenta intenta colar lo que no toca- … bueno que iba a decir yo? Más allá no sé que hay… Solbes dice que 2009 va a ser peor que 2008 . Eyyy…que alegría va a haber este año en la Puerta del Sol….¿se atreverá Ramonchu a decir aquello de “….espñls…Feliz año 2009!…¡yeah! ? ¿Recibirá un tartazo de algún espontáneo por semejante gracieta? …pobre, no quiero dar ideas, y al fin y al cabo, el mensajero nunca tiene la culpa. De todos modos, no cabe mucho más que esperar – y protestar, y proponer por supuesto- a ver que pasa con los paquetes de medidas que van contándonos día sí, dia también. El jueves pasado, me pareció oir -aunque puede que los medicamentos afectaran- a Zapatero, exponiendo sus medidas anticrisis con esta entradilla : “Estamos ante una crisis sin precedentes y hoy vamos a presentar unas medidas sin precedentes”… y mira que soy fan de innovar, pero por esta vez, por essta vez…que no me habría importado escuchar aquello “de que sí que sí, que la Pepi y la Luci ya se lo han tomado, y les curó el catarro de bien…”. Aunque por otro lado el espejo o en la ventana de segun quien …también sería complicado…

Pero…no se vayan todavía, aún hay más. Hoy, la subida del paro casi casi eclipsa este titular que hemos visto en El País: Bush admite que su mayor error fue creer que había armas de destrucción masiva en Irak.

(…) El presidente no ha querido decir, sin embargo, qué hubiera hecho si los servicios de espionaje le hubiesen dicho que las armas de destrucción masiva no existían, como después se comprobó. “Es una interesante pregunta, pero es una vuelta al pasado que no puedo hacer. Es difícil para mí “especular” sobre esa hipótesis, afirmó Bush al periodista Charles Gibson en una reciente conversación en Camp David, la residencia de descanso presidencial en las montañas de Maryland (…).

…..
…..