La India estaba empezando a representar un modelo de crecimiento económico que destacaba y competía directamente en ese despuntar en ese nuevo capitalismo – que refundar quieren, pero viene a ser el de toda la vida con sus flaquezas, ya imposibles de esconder- , en todo caso, empezaba abrirse un interesante debate. La India a diferencia de China, estaba creciendo sin un sistema dictatorial como el chino, y la palabra dictatorial me sabe a poco en este caso. Era una ligera esperanza de que no era el béstia del modelo chino el ideal para tirar hacía delante en el caso de todos esos países antaño NO ALINEADOS, el “Sur” ( absurdamente en este caso), ” en desarrollo” para otros… la toma de Mumbai por el terror la pasada semana tira al traste todo esto. Tres días de armas, miedo y 200 muertos, dan al traste con una India que parecía que avanzaba segura, con sus luces y sombras, pero que avanzaba, con democracia incluida. Ha dimitido el Ministro de Interior, porque no se sabe para dónde estaban mirando las fuerzas de inteligencia. Es casi absurdo que dimita este hombre, pero bueno. Los terroristas rondan los 18-20 años….he oído, dicen.

Me gustaba la India, me entristece … y es que posiblemente todo este crecimiento económico que estaba deslumbrando a Occidente, y que me habían contado, era muy visible,. Tan visible que ….estaba carente de ser multidisplinar o excesivamente centrado en el PIB. ¿Que ha pasado? Esto ha sido un revés más que doloroso para India. En jaque, en tres días.