Etiquetas

, ,

Es un acontecimiento:

Sí, me las apañé y huí teletransportada hacia Sitges y el festival…hasta ahí, todo normal. La sorpresa es que, normalmente llegando cuando yo llego …-que siempre es corriendo- suelo ver “lo que queda” que en el caso de Sitges casi es la gracia, da mucho juego y me ha dado muy agradables sorpresas, por muy contradictorio que esto pueda parecer. Y es que…¿en que festival encuentra uno una peli cuya trama se teje en torno a un pollo gigante que invade una reunión del G-8? ¡Pues aquí! nos contaba entusiasmado alguien recien conocido en la cola… Esa no era mi fila, sniff.

Pero si toca hacer recuento de lo visto no esta nada mal… de seis suspendo(1) a dos ( a una le han dado premio por cierto), otras dos me entusiasmaron y otras dos las dejo enmedio y de hecho una de ellas es la ganadorísima. Así que, mientras me doy cuenta de que es la primera vez que veo resultados de premios y reconozco algún título…pienso que, lo de RamírezDiploma Pel·lícula Discovery– no lo entiendo, no lo entiendo, no lo entiendo…, a no ser que estuviera hecho aposta … chico inexpresivo supuestamente deja ir a chica ( supuestamente, porque su cara no dice nada) que lleva puesta camisa blanca y pantalón negro, cuando mira chico ventana para ver cuando se va chica – y uno sólo se sabe de la gravedad del asunto por los hechos objetivos- la chica sale a calle con camiseta na menos que amarilla y mini tejana …guiño o torpeza, no sé. El caso es que la gente se iba y sólo mi educada compañía insistía: me sabe mal. Yo moría por irme a dar un paseito a la playa.

El premio a la mejor película se lo ha llevado Surveillance de Jeniffer Lynch…me gustó más el ambiente que la película en sí … es genial palpar la expectación, los aplausos a cada crédito. Pese a todo – y evitando comparaciones odiosas con su padre David Lynch- estaba bien porque tenía todos los ingredientes del género: largas carreteras, polícia, mucho mucho sol, niña de mirada perdida, inspectores del FBI y trama Cluedo (acerté). Pero me fascinaron otras dos, muy de miedo, que posiblemente no vería en salas un miércoles, un domingo, un sábado…y es que no me llamaba mucho ir a ver una película llamada Sauna, findlandesa, ambientada en el S.XVI y en la que te podías volver mico entre el finlandés, los sunbtítulos grandes en inglés y diminutitoos en català/castella… sin embargo entre miedito y miedito paseaba por las intrigas del alma, la locura, la razón y una delirante purgación de pecados. Sorpresa MAYÚSCULA fue Deadgirl … escogida a sugerencia del chico que pacientemente aguantó nuestras idas y venidas con programa en plena taquilla y con arrepentimiento instantaneo al leer la psinopsis…nada de la psinopsis habla de la película o quizás anestesiados estábamos ya …pero, es de esas que explica cosas con la excusa de una história ( que agggs) y que no sería capaz de transcribir sin sus imagenes, interpretaciones, sin el conjunto: he aquí una buena película. Sus directores, presentes en la sala no llegaban a los 30 y parecían nerviosos y contentinos de estar allí, hasta observaban al público buscando una señal… Me perdí Transiberian ( pero esta en todas las salas, al fin y al cabo), Reflejos ( lo sé, pinta tiene de mala malísima, pero los ratones abandonamos queso por Kieffer Shuterland) y la oportunidad de ver 2001 Odisea en el espacio en pantalla grande…., sí tuvo la suerte Juanma Ortega … ¿queréis verla también? razón aquí.

(1) Así porque el blog es mio 😉