Que el fin del mundo te pille bailando…..

Sólo es martes y a estas alturas de la semana una ya piensa en respirar, quien sabe, en algún momento.

Creo que nada me haría más feliz – después de un trozo de queso – que ir al Festival Internacional de Cinema de Catalunya – de Cinema Fantàstic ( i de terror) que era – que empieza pasado mañana su 41 edición. ¡Sí! ¿Por qué no? ¿Quién no cambiaría sus más cotidianas preocupaciones por un buen queso o la emoción de tener un buen plan de pelis en mano?….incluso no saber que vas a ver, que encontrarás, tiene su puntito de emoción. Sí, lo que estamos planteando es justamente lo contrario de “mi reino por un plato de lentejas”, cosa que de hecho tengo la sensación que hacemos cada día, juraría, al ver cómo se entregan tempos, preocupaciones, equilibrios o simplemente espacios ( internos o externos) a cosas que francamente ningún valor habrían de tener, o al menos no dejar que se expandan tanto. Nadie parece haber calculado el coste de eso, mira que puede ser una cosa ahora que dicen estamos en “eeel fin del capitaliiiismo” ( esto debe leerse mismamente con voz profunda y de mucho mucho miedito, y en letras rojas akepchuptadas). Pero eso, por supuesto, será otro post, que escribiré en una de estas…por ahora cambio encantada mi no reino ( ese de las ecuaciones cotidianas) por un ratito dónde mi máxima concentración pase por ser nula y por ver un fantasmita por aquí…un zombie por allá…

Aquí el enlace a la web