La vitamina Bruce y otras adicciones


Llevaba demasiadas expectativas ante el concierto. Es la tercera vez que consigo ir, las dos eran recuerdos apoteósicos (ahora son tres ) y pese a tanta expectación … no fue para menos!! Se pueden leer críticas ( que parecen experiencias místicas rockanroleras) en todos los periódicos, así que estaréis hasta el moño de verlo, o de escuchar al/los fans de Bruce mas cercanos …que si que guay, que si que maravilla, que si increíble, que si te lo juro que increíble, que si es el piiip rey…! Así, que…jejejeje….¡¡ es que es así !! Tiene algo especial,el es especial, llena el escenario, se crea una atmósfera festiva, no se puede dejar de saltar…y es que ese hombre es un fuera de serie. Aparte de la enorme CALIDAD como artista y genuidad/genialidad (no hay otro igual), en mi es capaz de despertar una capacidad de concentración que no tengo jajaja. En ese momento es sólo el entorno, sólo el concierto, sólo lo muy bien que uno, todos, él se,nos,lo lo estamos pasando. Tres horas y media de felicidad energizante y es que es todo hasta emotivo. Además tiene una cualidad que muchos grandes pierden, es empático y no sabes quien se alegra más de ver a quién … es un regalo. ¿Quien dice que la felicidad está en la antesala de las cosas? No siempre, no siempre…



En la ratonera estamos enganchados a Six feed under….pero merece un post aparte.

Muy grande el personaje de David Fisher…y la interpretación de Michael C. Hall, pero acabamos de empezar así que supongo que ya habrá mucho que comentar sobre ello.