Ay….Carmela..

Resulta curioso, pero ha venido encadenado. La sonrisa etrusca llegó en Navidad, leerlo fue tan maravilloso como pronosticaban ( y eso que cuando recomiendan mucho un libro…puedes decepcionarte), pero me gustó tanto, que durante esas semanas casi casi veía el mundo como Bruno, el abuelo ex partisano…al que todo Milán le parece flojo y las personas blandas y extrañas…como poco medio pallá en la ciudad. Casi casi….que iba en el metro y pensaba….”que pálidos todos, al..le..la…os”… Del partisano, pasé al Informe al difunto, del que ya hablamos, dónde esta vez, veía de nuevo por los ojos del luchador ya anciano, como observaba de mayor, desde la lucidez de la edad y la apariencia de abuelo que deja pasar ya el tiempo en paz ( ni de broma en paz) pero que deja pasar….pensé que llevaba enlazados dos …Me di un respiro. Esta mañana, en mi libro tomaban Madrid ( entendiendo la toma de Madrid, por la entrada de las tropas franquistas). He empezado Las 13 rosas rojas, y me da, que voy a sumergirme tanto o más que los anteriores. Viene de la misma mano que La sonrisa etrusca, y la intención no era instruirme o recordarme de golpe determinados valores, no es el detalle más significativo que Bruno sea partisano… y las 13 rosas, fueron un regalo en la Feria del libro ( o un vínculo inconsciente, eché de menos las rosas de Sant Jordi en esa Feria, y volví a casa con 13…). Me esperan los Cuatro días de Enero ( otro regalo ajeno a las otras lecturas), que es la toma de Barcelona, precisamente.

Mi nueva compañera de piso, ha venido a la ciudad de dónde su abuelo se exilió. Obviamente no hablamos de tendencias políticas antes de. Preside una organización de exiliados repulicanos en la France. Le hicieron un homenaje este mismo fin de semana, el abuelo, allí en la France…me mostró el libro.

Parece se hubieran puesto de acuerdo sin todos. Cuando salgo del lugar donde trabajo observo las siglas y pienso…

(Aún no he visto la peli)