Sólo ella podía eclipsar las Fallas.

Los ratones nos vamos a felicitarla.

¡Per molts anys Aitana!