Dios mio…cuantísima tensión lleva la gente en jueves! O quizás algunas cosas que a la gente la tensan y no son para tanto en ocasiones se me hacen casi increibles…y me da como por lo contrario…como por mirar a la persona e intentar averiguar porque afectan tanto determinadas cosas corroborablemente no dramáticas. En esas ocasione ( cuando la gente se tensa en milesimas de segundo) procuro poner cara de Paquirrín e empatizar con el drama. Vamos, que me lo intento tomar en serio…pero en el fondo me dan ganas de soltar “Raticulín, raticulín en cuanto chasquee los dedos te va a bajar la tensión” ( si a veces atino con el Tarot quizás también funcionase), pero claro como no tengo ganas de recibir un guantazo mejor me callo y veo como algunos vapores negros se van tras el portador por conducto del aire …
Alomejor le hago llegar una edición de Cuerpo mente anónima. A ver que pasa.