Mira por dónde, hoy estoy de acuerdo con Manuel Fraga, la exclusión de Gallardón hará perder muchos votos al PP. Y es que, vamos, que me parece la mar de entretenido todo el tema en el día de hoy. Me escandaliza la ceguera – en parte me alegra, para que engañarse- que puede llegar a producir, en ocasiones, las estrategias de partido basadas únicamente en la lógica interna y digo lógica interna por no decir, lógica personalísma, si es que tiene lógica que exista o mande tanto en un partido político, que se supone, trabaja por el bien común. Vamos, que yo soy de esas personas que prefiero partir de las definiciones básicas y entiendo, que aunque nos encontremos a años luz sobre valores y prioridades entiendo que un partido político, nace por defender en democracia los valores de tanta gente como pretenda. Total, supongo que Esperanza Aguirre a perdido cualquier sentido de la vergüenza ( y va camino de Faraona) y debe creer que es lo más normal jugar a los cargos de responsabilidad y gobierno como quien juega al parchís. Lejos de intentar dominar demonios internos o envidias varias ( que la señora ya tiene una edad) airea los trapos sucios de su propia organización, se pasa por el forro los objetivos “de partido” y del todo los de campaña. Y el candidato a Presidente, ese que se supone “dirigiría este país –estado– con determinación y sin ingerencias” pues ea! sin complejos. A mí ya me parece bien, que se peleen entre ellos, se tiren de los pelos, y se crepen gratuitamente el pelo si quieren…..pero no deja de sorprenderme la torpeza y los oidos sordos a sus propios votantes. Por mucho que la derecha más pura ( la de Espe, la de Rajoy) tome el control de ese su partido, y eso da miedo, me pregunto si esta gente sale alguna vez de su micromundo y hablan con la gente normal ( entre tu yo…¿entrarán a chats a escondidas?), en fin, me alegra y me alucina, el soberano autogol que se acaban de meter. Nada, ellos a sus cositas, ya sabemos que, son días de fútbol.

( la letra es verde, sí, verde Esperanza…jjijijijiji)