Hace unas semanas el gato vino también a vivir con los ratones a la nueva casita de Cheedar. Se ha hecho rápidamente con el queso y los ratones. no parece muy traumatizado pese a ser como la tercera o cuarta casa que ya conoce en su vida ( tres de ellas, conmigo). No sé si tenéis gato, pero si es así, este vídeo os resultará familiar jeje:

L’he copiat d’aquest altre bloc