Porque nos cae bien : Patricia Arquette

Yo la vi por primera vez enuna de sus ni primeras ni más famosas películas: Beyond Rangoon (John Boorman, 1995). Estamos en clase de Sociopolítica de Asia Pacífico. El contexto es Birmania ( ahora Myanmar) y la lucha por la democracia, revueltas, pacifismo, los Karen y demás, ella perdida de la vida, ha sido embarcada en viaje turístico por su hermana, que quiere que olvide o se distraiga tras haber perdido marido e hijos, se mueve por allí cual turista resignada, todo da bastante igual o quizás no tanto. No puedo avanzar mucho, pero básicamente va a parar al hecho de que siempre estamos vivos, y el instinto de supervivencia aflora, está ahí y en ocasiones actúa por cuenta propia. La peli me gustó tanto que me hice con ella – aunque luego la han dado mil veces en TV- y ya no le solté la pista a la Arquette.

Se trata también de una familia de actores, todos ellos también de papeles curiosos, su hermana Alexis Arquette, anteriormente Robert, que es uno de los personajes clave en Cosas que Nunca te dije de Isabel Coixet, cuando aun era un desconocido –ver videografía oficial – y Rosanna Arquette, claro, ella es la no-Susan, en Buscando a Susan desesperadamente( Susan Seildeman,1985).

Patricia Arquette es genuina y versátil, seguramente mas conocida por su papel en Amor a quemarropa (Tony Scott/Quentin Tarantino, 1993), Ed Wood (Tim Burton, 1994) o para los mas freekes por su aparición en una de las de Freddy (nunca vi ninguna). Y pasa de ser la dulce en una peli tan enfermiza como Al límite (Martín Scorsese,2000) – no era necesario – a papeles mucho mas complejos, siempre con una soltura de pasmo. No es una fan de los fenómenos paranormales, que ni pincha ni corta, pero se le da de maravilla, quizás por eso, meterse en interpretaciones tan pintorescas como la peluquera de Stigmata (Rupert Wainwright,1999) dónde estaba auténtica con las pintas y el caminar de altamente chola ..bueno…, mejor verla, aunque la crítica la pone a mal, y bien se la ve también en el papel que ya la ha llevado a todas las casas, ella es Allyson Dubois, la Médium de Cuatro que nada da por hecho de sus propias visiones y así le va, que se pega cada susto que pa qué.

Patricia Arquette ha combinado papeles en cine independiente con papeles en típicas producciones norteamericanas, cosa que me parece muy saludable -, ha ganado varios premios, el último por la serie televisiva Médium. Y trasmite algo de libre ella. Lo ultimo que leí al respecto, es que la llamaron la atención, puesto que en la segunda temporada salía entradita en carnes, y claro, mal les parecía que ella tan mediática y una de las bellezas del ecosistema idolatra yanquee saliera de esa guisa. “No pienso hacerlo (perder quilos) –dijo- yo me veo bien, y le da credibilidad a mi personaje, una madre de tres hijos, con dificultades de conciliación, en la vida real, es así”.

Ole!

+ :

El criticón

Que dice la Wikipedia