Un país com aquest,
on la pluja no sap ploure

jeje…llueve. A mí me encanta, que caiga la del pulpo, bien.
( aquí, por supuesto, lo que está pasando en la India ni puñetera grácia tiene).

Hay un ambiente tremundista, políticamente y en toda escalera de vecinos que se precie…el país s’acavaaa…, la ràdio esta muy divertida, no se cortan cualquier informativo que se precie, tres veces me han recordado en la SER ( las que he escuchado el corte informativo tres, la velocidad no es mi punto fuerte tan temprano) que ayer la ministra nos pidió mucha paciencia en su compareixença…y eso claro, NOS HACE SENTIR MUCHO MEJOR, grácias señora, que haríamos nosotros sin usted. Creo que usted tiene un potencial muy grande para escribir libros de autoayuda y crecimiento espiritual y revolucionar el ámbito, sí, sí…ya que ha mostrado una empatía de Nobel al decir que el señor Jefe de Renfe “sufre mucho” ¡ea!

No van los metros aleatóriamente – he de encontrar una mejor lectura de bolsillo-, se ha vuelto a ir la luz – a nosotros no, tenemos los reactores electricos esos del ejército a pie de calle-, no van cuatro linias de cercanías por la lluvia, y la de Sants por avería ( yo creo que lo que tiene Sants es una depresión, no pequeñitos ataques de ansiedad, eso en breve en taquilla), no llega el tren al aeropuerto y además también se dice que ha llegado la fiebre aftosa.

Carlos y Mónica, después de una envidiable ruta Barcelona-Valparaiso,Chile-Canarias se me instalan en Mallorca, me parece que los vaya a tener a estirar la mano 😉 …me escribe y me pregunta si por fin me hice vegetariana por no congelar carne y me pasé a la bicicleta. Ni esto amigo, me a llevado a la bici. Aunque tal y cómo están las cosas, quizás sea ese el medio que escoja para visitaros: