Aquí mi amiga Pocahontas, que hace un feliz y flamante balance de su llegada a los 30.

¡los ratones te queremos! muak!