I. A veces somos como las norias…una se dirige a un lugar como mecánicamente, pensando que va porque mira, porque va y sin saber si en el fondo o más bien descubriendo que quizás no se tiene tanta capacidad de perdonar. Y acabas volviendo mucho mas tarde de lo previsto feliz de la vida. Las cosas pasan. Y algunos esfuerzos grupales siguen valiendo la pena. Me alegro mucho que el ratón xiquet no nos haya dejado soltar una de las manos mientras arreábamos con la otra para soltarnos. Y aunque el del martillo ni se haya dado cuenta.


II. “Anatomía de Grey es una serie para mujeres”, afirmaban los tres comensales masculinos de la mesa. Gracias a ellos me puse al día del estado de la serie ( me he enganchado bastante mas tarde que ellos), y es cierto que a veces me pregunto si más bien estoy viendo el revival de Cristal, ya que las miraditas de Meredith a Derek son dignas herederas y competidoras de las venezolanas y me dan mucha risa. A pesar de todo…confiesen…enganchados sin distinción de género jajá jajá.

III. Me voy a votar! ea!