Gambear, verbo que define la acción de meter la pata hasta el fondo.


La ciencia de los sueños

“Vamos a ver una peli que trata sobre teorías de los sueños, la realidad y todo eso”, me propuso Bettyboop, buena conocedora de mi debilidad por los entresijos de la psique, la magia, la ciencia y la realidad (que me parecen cada vez más, una especie de trinidad, que son tres en uno, pero son separados, pero son uno…que me explicaban a mi en la catequesis con la buena voluntad de que lo entendiera.). La peli iba más allá de todo eso. Yo me esperaba una peli/documental aunque fuera seudo-científico. Y me encontré al bueno de Gael García, en un personaje que borda y con el que debe haber disfrutado hasta la saciedad. Un cuento, cierto, pero con imaginación desbordante, basado en un chico que confunde sueños y realidad, y eso le lleva a vivir situaciones coloristas y desbordantes. La película desborda ternura y estrés, al mezclarse ese defecto o don con las andanzas de Stéphane y Stéphanie (algo desbordada por la situación)… Si la veis, disfrutaréis mucho si permitís volar la imaginación y durante un rato os dejais convencer de que los sueños y la vida van más de la mano de lo que pensamos. Varias escenas para la posteridad, el caballo de trapo que es el tercer actor de la película casi casi cuando es el objeto de sorpresa (hayuna serie de sorpresas encadenadas, que te hacen de sufrí); la conversación de la escalera, cómo las palabras esculpen las cosas…y son magnificadas( de eso hablábamos en un post anterior).

Es la película que le habría gustado hacer a Benini, (terrible me pareció “El tigre y la nieve”), y Gael consigue hacer tierno, joven y hasta moderno, al eterno gambeante tan consagrado por Woody Allen. Alguien ha traído un caballo de semejantes características esta mañana a la oficina, me ha parecido muy gracioso. Y me he lanzado a contaros la peli.