“La vida es un musical” – Alba, en el chileno, ratito de comer -”Sí! Yo a veces voy en el metro y me imagino que la gente se pone a bailar”. Se partía de su propia idea. “Hacen coreografías y esas cosas”. Me encantó. Y le tiré varios cables ante la cara de pasmo de algún compañero de mesa que no nos preguntó que tipo de drogas tomamos,. Seguramente no porque no tuviera confianza, sino porque era una de las primeras veces que veíamos a Alba. A esta chica me la pido de amiguita pensé. Una mentalidad tan saludable prometía mucho. Va a hacer un año de esto, quizás más, no lo sé. ¡Se va! …sólo de este trabajo. A uno la mar de interesante. La echaré de menos en la cotidianeidad (nos veremos fuera, I know). Porque no me equivoqué y ha sido un año, muy divertido, muy de apoyo en momentos extraños. Por no hablar de Potugal ¡!!

Aunque se ríe cariñosamente de mí, por mi facilidad de soltar frases de Perogrullo ( cómo si ella no las soltara por dios…el otro día toda grácil le oigo soltarle a alguien “ con esa visión de las cosas, se muere el alma”) y por quedarme en babia ante velas, jabones y texturas….
¡¡¡niña!!He recuperado la foto que hicimos en Porto. Porque para alada ella, que la recogimos en Vigo viniendo ella de Pere del Camino de Santiago directamente y mentalmente “ seguía en el rollo Pere”….

Alba Seguranyes…:

Que tinguis molta sort a la nova feina. Que diem moltes més paraulotes sobre la màgia de tot plegat.